Un referéndum pactado, solo para Cataluña y con pregunta \"clara\". (Foto: @perearagones)

Un referéndum pactado con una clara pregunta, el sueño de ERC

Compartir en:
En el contexto de las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez, ERC ha presentado una propuesta de referéndum para Cataluña, con la intención de abordar el conflicto político con el Estado.

Los republicanos asumen que la amnistía para los acusados en el proceso independentista será parte del acuerdo de investidura y buscan ir más allá al plantear un referéndum concertado con el Estado.

Pere Aragonès, presidente de la Generalitat, ha recibido un informe elaborado por un grupo de expertos sobre el "acuerdo de claridad". Este informe plantea cinco opciones para un referéndum de autodeterminación acordado con el Estado.

Según Aragonès, el informe demuestra que "un referéndum sobre la independencia de Cataluña es posible, viable, legal y puede ser la solución compartida al conflicto político".

El Consejo Académico para el Acuerdo de Claridad propone cinco formas de referéndum de autodeterminación concertado con el Estado: un referéndum en Cataluña sobre si el Parlament debería iniciar un proceso de reforma constitucional, que podría incluir la independencia; una consulta de "ratificación" de un acuerdo político que no necesariamente verse sobre la independencia; un referéndum en todo el Estado sobre si Cataluña debe tener la autorización para votar sobre su independencia; una votación estatal para ratificar los términos de la desconexión; y una última opción que implica dos consultas simultáneas en Cataluña y el resto de España.


ERC, tras revisar el informe, aboga por celebrar un referéndum sobre la independencia únicamente en Cataluña, con una pregunta clara y una respuesta binaria, asemejándolo al modelo escocés.

Esta consulta permitiría a los catalanes votar "sí" o "no" a la posibilidad de que Cataluña se convierta en un Estado independiente.

Los republicanos insisten en que el referéndum debe ser "acordado", y lo ven como una herramienta viable, necesaria y democráticamente inclusiva. Aragonès subraya la importancia de que todas las partes estén de acuerdo en el proceso, considerándolo un camino viable y transparente para determinar la voluntad de la ciudadanía en relación a la independencia.
Compartir en: